lunes, 21 de mayo de 2012

"WILLITO": EL SANTUARIO DEL VIENTO EN EL CAJÓN DEL MAIPO

Coordenadas: 33°44'35.81"S 70°17'4.90"W
La colorida animita se encuentra exactamente en la boca oriental del casi centenario túnel El Tinoco, que antes era usado por el servicio del pequeño ferrocarril militar del Cajón del Maipo y que hoy, abandonado, frío y oscuro, es escenario para muchas historias sobre maldiciones y aparecidos, atrayendo a los visitantes que pasan por allí autoimponiéndose el desafío de cruzar la lúgubre galería que atraviesa al cerro, paralela al estrecho Camino al Volcán (Ruta G-25).
En las rocas y arcos del túnel están rayadas las iniciales WAR, pertenecientes al homenajeado: Willy Antonio Rojas Reyes. Cantidades de remolinos, hélices de viento, flores giratorias y veletas, en algunos casos de gran tamaño, se encuentra allí sobre el sitio consagrado popularmente a su memoria. La mayoría están amarrados sobre una reja divisoria de un terreno, que sale allí justo por el costado del túnel. Rotan vertiginosamente en cada soplo de viento, llenando de ánimo y colores el lugar. Miles de adornos, ofrendas y regalos se encuentran allí también, además de las clásicas placas de agradecimiento y las peticiones de favores solicitadas en papelitos doblados o inscripciones.
Willy era un joven nacido el 25 de junio de 1980, hijo mayor de una familia residente en Peñalolén. Las fotografías expuestas de él en su animita, lo muestran como un muchacho de ojos transparentes y mirada amplia, pero un tanto triste. Era hincha del club deportivo de la Universidad de Chile, y tal vez por eso la mayoría de sus remolinos son azules. Alto, delgado y atlético, amaba la música y el karate, y tenía gran sensibilidad por la justicia social. Una biografía suya colocada entre las ofrendas, lo destaca como gran deportista, compañero y estudiante, líder del Centro de Alumnos de su casa de estudios. Se lo recuerda, además, como una persona brillante, talentoso y totalmente fuera de lo común, que cursaba el primer año de Ingeniería en Biotecnología Molecular en la Universidad de Chile, al momento de su desgracia.
Vista del acceso poniente del túnel, a pasos de la animita.
Ofrendas, regalos y agradecimientos para Willito.
Piedras y casas-animitas del conjunto.
Su muerte sucedió en este lugar el lunes 20 de julio de 1998, cuando viajó al Cajón del Maipo decidido a quitarse la vida en algún lugar en torno a la naturaleza que tanto quería, haciéndolo en la entrada del túnel, donde está su animita. Su radical determinación fue a raíz de una profunda depresión, según creen algunos devotos provocada por una decepción amorosa. Hay varias versiones sobre el método que utilizó, pero la más comentada es la de haberse ahorcado, aunque la verdad es que lo hizo con dos tiros de un arma: una en el pecho y otra en la sien. Tenía sólo 18 años al momento de concretar su dura decisión de partir de este mundo.
Como Willy dejó una carta de despedida donde pedía a sus seres queridos visitarlo allá en la cordillera que eligió para su muerte, la familia construyó esta animita inicialmente con un túmulo de piedras y una cruz, pero fue tomando características de santuario luego que empezaran a decorarla con remolinos de viento (inicialmente, ellos colocaban uno al mes). La primera animita estaba un poco más atrás de la actual, junto a un desaparecido alambre de púas. Después se levantó la reja que actualmente está allí y que sirve no sólo de apoyo a la animita, sino también de soporte a los remolinos, adornos y ofrendas.
Willito, comenzó a ser llamado el finado por los visitantes, echando manos a esa connotación infantil que siempre se proporciona para acentuar el rasgo angelical e inocente del fallecido. Desde entonces, su fama es la de generoso otorgador de ayuda para problemas económicos, de salud y también para dar consuelo. Señalada con una gran cruz blanca, muchos juguetes de niños figuran a sus pies o colgados entre los regalos, además de camisetas y gorros del club universitario, flores de plástico, flores reales, poemas, cartas, estampas, tarjetas, pendones, tazones, rosarios, etc. En agradecimiento se le han agregado otras casuchas junto a los restos de la más antigua, y hay cajones o casuchitas especialmente habilitadas a las ofrendas personales "al paso", donde se observan lápices, anteojos, cuadernos para mensajes, dulces, alfajores, monedas, miniaturas ornamentales, cigarrillos, toallas de papel y cuanta cosa pudo sacar de su bolsillo el visitante, improvisando así un regalo para el ánima.
Imagen de Willy Antonio Rojas, en su animita.
Vista del conjunto.
Aunque el túnel ya cargaba con ciertas historias espeluznantes desde que fuera retirado el servicio del tren en los ochenta, tras el suicidio de Willito su leyenda ha crecido con reportes de supuestos quejidos, apariciones y presencias extrañas. De hecho, en más de una ocasión han ido hasta allí investigadores de fenómenos paranormales pretendiendo establecer su opinión sobre El Tinoco, que también fue usado en un conocido programa de misterio de la televisión nacional, para la presentación.
No obstante el poco tiempo que lleva de ocurrida la tragedia que dio origen a la animita, las versiones que cundieron entre los lugareños y los visitantes sobre su origen son varias. Se habla, por ejemplo, de un excursionista o de un montañista muerto por una caída; o bien de un muchacho que habría sido asesinado. Por otro lado, el hecho de que hayan existido por un tiempo dos casuchas principales en el conjunto, ha generado una leyenda adicional sobre su origen, como siempre involucrando niños: dos pequeños que habían estado jugando dentro del túnel y que murieron por un derrumbe de una piedra del techo, colocándose el par de animitas en su memoria. Se agrega que serían sus fantasmas los que asustan a los extraños que penetran al túnel, aunque otros los adjudican también a un suceso ocurrido en los ochenta, cuando supuestamente unos tipos borrachos murieron de frío dentro de su automóvil al quedarse a dormir dentro del túnel. Empero, como la cantidad de casuchas ha crecido con el tiempo, la gente menos informada ha hecho correr otro mito aterrador: que corresponderían a animitas de varias personas que han entrado al túnel y nunca más salieron.
A pesar de estas leyendas siniestras de El Tinoco, el lugar de la animita tiene un bello simbolismo espiritual y se lo concibe dentro de una esperanza de vida eterna, de perpetuidad: gracias a los remolinos, aquí el viento "conversa", y se escucha permanentemente su paso, no alcanzando a ser tragado por el cantar del río Maipo, más abajo. Una piedra colocada sobre el grupo, lleva la siguiente inscripción, originalmente en mayúsculas y donde se explica todo:
"Para nosotros, Willy habla a través de los remolinos.
Por favor no los calles.
Sus Padres".
El remolino más grande de la animita, de material metálico.
Vista del conjunto.
Cabe hacer notar que éste es un sector cordillerano por el que, debido a la forma del valle, corre una gran cantidad de viento estrellándose justo hacia la boca del túnel, así que el coro de remolinos nunca parece detenerse. Las velas duran poco encendidas allí, por lo mismo.
La animita es especialmente popular entre los habitantes de San José de Maipo, poblado ubicado a sólo 15 kilómetros de este punto específico junto al camino. Se resalta su valor como algo esperanzador, como un consuelo de vida. Por eso, un mensaje dedicado a Willito dice allí en una hoja, colgando de la reja:
¡Escucha a ti mismo, aun cuando todo esté claro!
¡La sonrisa sólo existe donde se da,
y nadie es tan pobre que no puede darla!
¡La vida es como la naturaleza!...
¡Los felices aprecian la flor,
quien sufre sólo ve maleza!
¡Escucha con atención y aprenderás a oír!
Hoy, son varias casuchas las que señalan el lugar donde se recuerda y venera al alma de Willito, junto a un túmulo de piedras. Sin embargo, el año pasado se agregó otra pequeña animita al conjunto, con su propia tragedia: bajo una bandera chilena y entre otro grupo de piedras, apareció una con forma de grutita, también recibiendo pequeñas ofrendas y compartiendo el mismo espacio de regalos y remolinos con la primera de las almas "moradoras".
Esta nueva animita corresponde a la de Cristián Vera D., cuyas fechas de nacimiento y muerte aparecen escritas allí en la misma animita de concreto: 1971-2011. Su fotografía al interior de la misma, lo muestra como un hombre de estilo más bien juvenil, con anteojos de sol y camiseta con el nombre de un conocido grupo rock, aunque esto no fue óbice para que recibiera de ofrenda un pequeño conejito de peluche, acompañado de una nota explicando el regalo, afirmada con unas piedras para evitar que volara con el mismo viento que anima a los remolinos.
Imagen de Cristián Vera, animita vecina a la mayor de Willito.
Aspecto de la animita de Cristián Vera.
Desconozco por ahora cuál será la razón exacta por la que esta animita de Cristián Vera Duarte se encuentra allí, vecina a Willito, aunque es casi seguro que se trate de un accidente, pues tengo entendido que ha habido muchos en esta curva y el tramo de camino, al punto de que las animitas descritas a veces han sido asociada erróneamente, también, a las víctimas de choques y volcamientos allí sucedidos. Nacido en 1971 y fallecido aquí el 11 de diciembre de 2011, pareciera que Cristián era un ciclista y quizás murió practicando este deporte, según se comenta.
Muchos visitantes llegan a las animitas no directamente en el sector oriental del túnel, sino atravesando El Tinoco desde la boca poniente, como siguiendo un oscuro y temido camino iniciático por la muerte antes de alcanzar los altares de remolinos justo al final, en la salida, allí donde se retorna a la luz y se "renace". Nada de fábulas de fantasmas ni apariciones hallará allí, pues la experiencia espiritual e histórica es otra. Algunos comerciantes incluso ha aprovechado de vender linternas en el acceso al túnel, para facilitar el tránsito de los paseantes. En febrero de este año, además, el equipo de reportajes al cierre de "Meganoticias", noticiario del Canal Mega, hizo un pequeño pero aclarador reporte sobre Willito, titulado "El joven de los remolinos" y que, por haber sido entrevistados sus familiares, dejó atrás muchas de las dudas y leyendas que rondaban sobre su muerte. Allí se mostró también, cómo los Rojas Reyes tienen decorada su casa con la misma clase de veletas y remolinos azules que hay en la animita, "hablando" con el viento.
El Camino del Volcán está lleno de animitas, por ser una ruta peligrosa y propensa a los accidentes y atropellos. Sin embargo, por la devoción que provoca, por la cantidad de decoraciones y por el número de visitantes que recibe regularmente y convencidos de las capacidades milagrosas del fallecido, este santuario de remolinos debe ser la animita más importante de todo el Cajón del Maipo, en los terrenos cordilleranos de la Región Metropolitana de Chile.

1 comentario:

  1. Willi rojas iba en mi colegio!! Lo conocí cuando yo era niña estudio en el Santa María reina, a todos impacto su muerte...

    ResponderEliminar

Gracias por dejar su opinión en nuestro blog de URBATORIVM. La parte final de todas estas historias las completan personas como Ud.

Qué ver en una visita?

Aconcagua (9) Aeronautica (12) Africa (4) Alemania (4) Alto Hospicio (11) Angol (2) Animitas (72) Antartica (31) Antofagasta (19) Apuntes (6) Arabes (20) Arabesco (13) Araucania (6) Arauco (2) Archipielago Juan Fernandez (1) Arequipa (6) Argentina (29) Arica (41) Armas (23) Arqueologia (75) Arquitectura en hierro (22) Art Deco (34) Art Nouveau (18) Arte (172) Austria (1) Aysen (9) Bares-Restoranes (146) Barroco (52) Bauhaus (10) Belgas (1) Biobio (1) Bizantino (7) Bohemia (160) Boites (26) Bolivia (18) Bomberos (33) Brasil (3) Britanicos (36) Buenos Aires (3) Burdeles (24) Cachapoal (1) Cafes-Salones de Te (17) Cajon del Maipo (13) Calama (2) Caldera (8) California (1) Calles (76) Campo (108) Candilejas (52) Carreteras (55) Casonas (97) Cauquenes (1) Cementerios (60) Cerros y montañas (40) Chañaral (1) Chile (1026) Chillan (5) Chiloe (8) Choapa (7) Ciencia (71) Cine-Teatro (43) Circo (16) Cites-Conventillos (16) Cocina (58) Cocteleria (56) Colchagua (1) Colombia (1) Coloniaje (145) Comercio (186) Comics (29) Compañias (90) Concepcion (7) Conmemoracion (124) Copiapo (27) Coquimbo (20) Criminologia (28) Croatas (5) Curico (1) Curiosidades (238) Delincuencia (59) Deporte (41) Desierto de Atacama (52) Diplomacia (22) Diseño (88) Edad Media (19) Edificios historicos (167) Edificios populares (65) Educacion (67) Egipto (2) El Maipo (2) El Maule (12) El Tamarugal (23) En prensa/medios (42) Errores (103) Esoterismo/Pagano (72) España (18) Estatuas-Monumentos (119) Etimologia-Toponimia (151) Eventos (46) Exposiciones-Museos (59) Fe popular (136) Flora y fauna (112) Folklore-Tradicion (206) Fontanas (38) Fotografia (24) Franceses (88) Francia (9) Frutillar (2) Gargolas-Grutescos (19) Gergiano y victoriano (24) Germanos (32) Gotico (17) Gringos (31) Guerra Chile contra Confederacion 1836 (10) Guerra Chile-Peru contra España 1865 (2) Guerra del Pacifico (76) Guerra Peru-Bolivia 1841 (1) Guerras antiguas (5) Guerras civiles y golpes (35) Hechos historicos (122) Heraldica (29) Heroes (82) Hispanidad (115) Holanda (1) Hoteles (31) Huasco (3) Huasos (59) Humor (60) I Guerra Mundial (2) Iglesias y templos (102) II Guerra Mundial (5) Imperio Romano (21) Independencia de America (43) Indigenas (100) Industria (73) Instituciones (160) Iquique (73) Isla de Pascua (1) Israel (1) Italia (34) Italicos (42) Jerusalen (1) Judios (10) Juegos (40) Junin (1) La Paz (1) La Serena (18) Lejano oriente (38) Lima (2) Limari (9) Linares (2) Literatura (115) Llanquihue (1) Los Andes (2) Lugares desaparecidos (212) Madrid (1) Magallanes (34) Malleco (1) Marga Marga (1) Mejillones (4) Melipilla (1) Mendoza (2) Mercados (23) Mexico (1) Militar (89) Mineria (49) Misterios (105) Mitologia (155) Mitos urbanos (118) Modernismo-racionalismo (15) Mujeres (75) Musica (66) Navegacion (45) Negros (12) Neoclasico (146) Neocolonial (22) Neorrenacentismo (1) Niños (93) Numismatica (12) Ñuble (4) Obeliscos (15) Orientalismo (12) Ornamentacion (106) Osorno (1) Ovalle (5) Palacios (23) Paleocristianismo (20) Palestina (1) Panama (1) Parinacota (1) Paris (1) Patagonia (21) Patrimonio perdido (118) Peñaflor (1) Periodistas (27) Personajes culturales (152) Personajes ficticios (48) Personajes historicos (179) Personajes populares (172) Peru (53) Pesca (17) Petorca (5) Pisagua (1) Playas (32) Plazas y parques (161) Polacos (1) Politica (55) Productos tipicos (81) Publicidad (58) Puentes (34) Puerto Montt (6) Punta Arenas (8) Quebrada de Tarapaca (13) Quillota (2) Radio-TV (50) Rancagua (3) Ranco (1) Reliquias (146) Renacimiento (3) Reposteria/Confiteria (22) Rio Chili (1) Rio Mapocho (42) Rio Tevere (2) Roma (32) Rotos (92) Rusia (1) San Antonio (4) San Pedro de Atacama (2) Sanidad (49) Santiago (656) Semblanzas (133) Sicilia (1) Simbolos/Emblemas (68) Sociedad (140) Suiza (1) Suizos (1) Tacna (5) Talagante (8) Talca (3) Tarapaca (92) Tecnologia (82) Terrores y fantasmas (92) Tierra del Fuego (12) Tocopilla (2) Tragedias (194) Transportes/Estaciones (79) Tucuman (1) Tudor (28) UK (8) Uruguay (1) USA (19) Valdivia (1) Valle de Azapa (9) Valle de Elqui (15) Valparaiso (30) Vaticano (5) Venezuela (6) Viña del Mar (3) Websites recomendados (10)