viernes, 31 de marzo de 2017

PEPITA TURINA: LA GENIALIDAD HECHA MUJER EN LAS LETRAS CHILENAS

Pepita Turina (1907-1986). Fuente imagen: gentileza de su hija Karen Müller.
A principios de este mes que ya termina, se cumplieron 110 años del natalicio y 31 desde la muerte de una insigne y valiosísima escritora chilena: Josefa Alvina Turina Turina, más conocida como Pepita Turina. Curiosamente, en el mismo día doblemente conmemorativo para ella, 1° de marzo pasado, falleció otra escritora chilena y dignísima joya representante de las grandes mujeres en este oficio: Alicia Morel.
Patricia Pinto, en "Escritoras chilenas", comentó de Pepita que "al igual que sus coetáneas, la narrativa de Turina se centra en la problemática existencial femenina bajo el patriarcado de la primera mitad del siglo", abordando temas como la dependencia femenina del varón, la falta de libertades, la soledad y las consecuencias de las rupturas con las normas sociales. Desde muchos aspectos, la vida de la escritora fue desafiar estas limitaciones y abrirse espacio en círculos cerrados de intelectualidad, a pesar de su tendencia más bien retraída y poco dada al lucimiento.
Pepita nació en Punta Arenas el 1° de marzo de 1907. La fecha y lugar del natalicio han sido reproducidos con errores muchas veces por reseñas biográficas, como parte del mal conocimiento que se tiene de esta gran mujer y por la falta de información que existía sobre este dato específico.

jueves, 30 de marzo de 2017

FOLKLORE Y NUMISMÁTICA DE CHILE (PARTE V): EL CASO DE LA MONEDA-AMULETO "DE LA LIBERTAD"

El controvertido Ángel de la Libertad.
Recapitulando esta serie sobre folklore y numismática con algunos tintes de historia del dinero en Chile, se recordará que comencé con los nombres que se dan popularmente a las monedas y billetes en actual circulación (parte I), seguida del caso específico de las monedas llamadas chauchas (parte II), más los motes que recibían las monedas y billetes antiguos (parte III) y un artículo especialmente dedicado a los mitos, creencias y tradiciones chilenas que involucran dinero (parte IV).
Ahora, en esta entrada (parte V), quiero darme el tiempo de revisar un caso de manera especial, parecido a como hice con el asunto de la chaucha, dedicándole la entrada completa a la curiosa situación de la moneda con el llamado Ángel de la Libertad, no sólo por lo que representa en el mundo de la memoria histórica y las pasiones humanas o políticas, sino también por la extraña atracción que provoca en algunos círculos donde se la aprecia como un buen amuleto y un símbolo libertario, más allá del significado original que quiso imprimírsele cuando comenzó a ser acuñada en los años 70.
Tal como en entradas anteriores, existe muy poca información disponible sobre el tema que trataré acá, por lo que agradecería cualquier aporte adicional que pudiese hacerse con relación al asunto de cómo es interpretada esta moneda en ciertos ambientes, especialmente en el mundo carcelario, ya que si bien pude tomar un número interesante de testimonios, siempre surgen diferencias o elementos nuevos en el cotejo de las versiones que pueden obtenerse de expresidiarios o de personajes relacionados con esos bosques oscuros.

miércoles, 29 de marzo de 2017

FOLKLORE Y NUMISMÁTICA DE CHILE (PARTE IV): MITOS, CREENCIAS POPULARES Y SUPERSTICIONES

Gnomo con monedas de oro, mordiendo una (¿verificando que sea auténtica?). Las tradiciones de duendes y gnomos siempre han estado relacionadas con dinero y monedas, de alguna forma, tanto para proporcionarlo como para quitarlo. Se supone que lo cuidan (algunos portan un cántaro con monedas de oro, especialmente los de tradición británica) y a veces lo entregan a quien lo merezca. Otras veces, los roban furtivamente. Fuente imagen: Rincondelashadas.com.ar.
Retomo acá la serie sobre folklore y numismática que inicié hace poco pero que dejé en pausa, por un par de entradas nuevas. Se recordará que partí con un artículo dedicado a los nombres populares que dan en Chile a monedas y billetes, seguido del caso de la moneda llamada chaucha y luego las denominaciones o apodos que han recibido piezas monetarias del país en el pasado.
Siguiendo mi trazado de temas a exponer, entonces, ahora traspaso hasta acá una buena cantidad de apuntes que tengo reunidos con relación a monedas y billetes chilenos: tradiciones y costumbres populares, juegos típicos y entretenciones costumbristas, creencias sobrenaturales y supersticiones, leyendas criollas en las que tiene alguna importancia el dinero y, finalmente, una revisión fugaz a las leyendas urbanas y mitos conspiranoicos contemporáneos involucrando cuños y papel moneda.
Espero que este texto resulte al lector tan entretenido como resultó a mí, en su momento, recopilar y reunir las notas e información que le dan contenido.

martes, 28 de marzo de 2017

SELECCIONES DE RAÚL MORALES ÁLVAREZ (I): "EL CRISTO POBRE"

Nota: Con esta entrada, doy inicio a un ciclo de varios artículos pertenecientes al insigne cronista nacional Raúl Morales Álvarez (1911-1994) que iré publicando cada cierto tiempo acá en el blog, luego de llegar a un acuerdo acuerdo de difusión con su nieto don Rubén Morales Cofré y la agrupación cultural "El Funye", dedicada a difundir el trabajo del periodista y escritor nacional. El artículo de hoy se titula "El Cristo Pobre", y fue publicado en varios medios nacionales, hacia 1961.
EL CRISTO POBRE
El Dios del pueblo no tiene nada que ver con el que reverencian los elegidos y los poderosos. No es un Dios-Gerente, un Dios-Policía, ni un Dios-apatronado.
SEGÚN ALDOUS HUXLEY, Dios es una hipótesis innecesaria en los actuales días. Pero esta interpretación filosófica del misterio que más porfiadamente atrapa y sostiene a la familia humana, no gana todavía el sencillo corazón de los humildes. El planteamiento de Huxley es una desafiante artesanía de exclusivo uso intelectual, alejada por esta misma credencial, algo pedantesca, de la comprensión del pueblo. Propenso y fiel a su propia oniromancia, donde acumula el desborde esperanzado y pasional de sus muchos sueños, el pueblo continúa creyendo en la existencia del Buen Dios.

lunes, 27 de marzo de 2017

CHICHAS Y SIDRAS DE MANZANA: LAS AMBROSÍAS DORADAS DEL SUR DE CHILE

Prensa de pulpa de manzanas en Chiloé, para la producción de chicha. Fotografía del año 1997 de Oscar Nahum, en los archivos del Museo Histórico Nacional. Fuente imagen: MemoriaChilena.cl.
Estos deleitosos ríos etílicos han sido llamados chichas, vinos, cervezas o sidras de manzana. Aunque a veces se las hace sinónimos, cuando no tiene burbujas o muy pocas se prefiere hablar de chicha, cuya fermentación ha sido en cántaros, pipas o barricas; y si tiene burbujas o semeja más a un vino espumoso, se habla usualmente de sidra, cuya fermentación suele concluir en botellas, garrafas o chuicos.
Ambos son productos identificados especialmente con las regiones de la Araucanía, Los Ríos y Los Lagos, más o menos desde Cautín hasta el Archipiélago de Chiloé, aunque existen noticias de interesantes producciones en provincias más al Norte, como Cardenal Caro, Curicó y El Maule. Y se cuenta que, además de los huasos y los indígenas, los hombres de mar eran particularmente devotos de estos elíxires: pescadores, balleneros y marineros.
La sidra es, a juicio de quienes son sus admiradores, uno de los productos alcohólicos más admirables y sabrosos del país. Algunos considerarán redundante hablar de sidra señalando que es de manzana (la RAE la define como un vino producido de esta misa fruta), pero prefiero tomarme esta libertad dado que han existido otras sidras chilenas hechas con frutas como peras y papayas. Su graduación suele ser baja, entre 3° y 4°, pero en algunos casos su maduración alcanza cifras mayores.

sábado, 25 de marzo de 2017

FOLKLORE Y NUMISMÁTICA DE CHILE (PARTE III): OTROS NOMBRES Y APODOS QUE HAN DADO EN CHILE A MONEDAS Y BILLETES

Continúo aquí con estos artículos sobre folklore y numismática de Chile, serie iniciada con los nombres populares que se dan acá a monedas y billetes en actual circulación, seguida de un capítulo propio para la etimología e historia de la chaucha, que revisamos en la parte anterior.
Pasamos ahora a echar un vistazo por la gran cantidad de apodos con se han motejado piezas monetarias de nuestro país a lo largo de su historia, además de ciertas terminologías informales que se asocian a definiciones o acciones relacionadas con el dinero, algunas de ellas tomadas de coa carcelario.
Advierto que este tema en específico relativo a la numismática (y a diferencia de los que ya abordé y otros que faltan), no son exactamente de mi dominio, así que agradecería cualquier comentario con observaciones o aportes para mejorar este contenido, agradeciéndolos desde ya.

jueves, 23 de marzo de 2017

FOLKLORE Y NUMISMÁTICA DE CHILE (PARTE II): ETIMOLOGÍA E HISTORIA DE LA CHAUCHA

La chaucha de níquel que comenzó a emitirse en 1920. Esta moneda, además, pertenece a las curiosas series que llevaron en su sello la imagen de una hoz y un martillo en su diseño, desde antes que ambos símbolos quedaran definitivamente asociados al movimiento comunista internacional.
Después de haber visto los nombres que se dan en Chile a monedas y billetes en circulación actual, en la primera parte de esta serie de artículos, quizás lo esperable de este nuevo texto sobre folklore y numismática habría sido partir revisando los nombres antiguos que se daba a las unidades monetarias. Sin embargo, prefiero partir por la ilustre chaucha, porque merece realmente una atención especial, dada la vigencia que mantiene el concepto y también por la necesidad de demostrar que su origen es mucho más viejo de lo que a veces se ha sugerido.
Como sabemos, se habla en Chile de chaucha para referirse a cantidades exiguas, insuficientes o insignificantes de dinero, generalmente representada en las monedas de menor denominación o "vueltos".  Antiguamente, sin embargo, chaucha fue el nombre dado por la sociedad chilena a la moneda de 20 centavos, siendo la misma razón por la que ciertos monederos de bolsillo siguen siendo llamados chaucheras.
De la chaucha y su valor numérico provendrían también expresiones que han sido estudiadas por Oreste Plath ("Folklore lingüístico chileno") y otros investigadores. Entre ellas están: "no tener ni un 20" (andar sin dinero), "andar con puras chauchas" (traer puro dinero de baja denominación, de poco valor en su totalidad), "le falta una chaucha para el peso", "no vale una chaucha" y "cuida la chaucha, porque el peso se cuida solo".

martes, 21 de marzo de 2017

FOLKLORE Y NUMISMÁTICA DE CHILE (PARTE I): NOMBRES POPULARES QUE SE DA A MONEDAS Y BILLETES ACTUALES

Esta es otra de las muchas materias que había querido meter acá en el blog, pero que, por sucesivas postergaciones, no había podido completar: los rasgos de folklore, costumbrismo y tradición popular asociados  a monedas y billetes de circulación chilena, partiendo por los que están en actual uso.
Hago notar introductoriamente que, por un lado, hay una fuerte relación de cada moneda con la nación donde se emita y circule (un símbolo, un distintivo para el imaginario y la identidad entre los pueblos); y, por otro, hay una intensa relación cotidiana -diaria e inevitable- del hombre común con las piezas monetarias, las alegrías y las penas que provoca el dinero en la inspiración humana. Todo esto implica el surgimiento de contenidos para instancias propias en el costumbrismo y la cultura popular también en ámbitos monetarios, a pesar de que vivimos cada vez más cerca de dinero digital y de las transacciones electrónicas, no sé si para bien.
Advierto desde ya que reservaré, para las próximas partes de esta misma serie, otros temas relacionados al mismo concepto del folklore en la numismática, como: el origen de la moneda chaucha, nombres dados a billetes y monedas antiguos, mitos urbanos o creencias, dichos y refranes populares, curiosidades en la historia monetaria chilena y hasta una pequeña selección de chistes clásicos basados en temáticas del dinero.
El texto que ahora publico es sólo un registro de los motetes más conocidos que damos coloquialmente a las monedas y billetes actuales, entonces.

domingo, 19 de marzo de 2017

LUZ Y SOMBRA DE LA PARROQUIA DE SANTA MARÍA DE LOS ÁNGELES EN REÑACA Y SU CAPILLA DE SAN EXPEDITO

La primera Parroquia de Santa María de los Ángeles de Reñaca (1962-2000). Imagen publicada en website de la propia parroquia.
Coordenadas: 32°58'26.91"S 71°32'40.34"W
Una buena amiga me convenció, hace unos meses, de pasar a un sitio al que yo había rehuido desde que fuera inaugurado, en todas las ocasiones que tuve para visitarlo: el de la Parroquia de Santa María de los Ángeles, en Reñaca, en Viña del Mar. Lo evitaba, quizás, alérgico a sus líneas demasiado modernistas y vanguardistas, poco asimilables para quien esté acostumbrado a la observación de los edificios más tradicionales y conservadores de la arquitectura religiosa. Por sobre todo, sin embargo,  lo hacía recordando la polémica que generó la demolición del anterior edificio que ocupaba este mismo espacio, destruido precisamente para darle lugar al nuevo.
La parroquia se encuentra en el inicio de calle Borgoño llegando a Vicuña Mackenna, en el camino de entrada a esta localidad y alzándose al pie de las lomas del Jardín del Mar, justo donde está el geoglifo moderno de la Gaviota de Reñaca. Imposible no verlo o perderse intentando llegar a él, entonces.
Su origen, o más bien el de la anterior parroquia, se puede rastrear entre los antecedentes de Reñaca siendo zona suburbana y de fundos al Norte de Viña del Mar, que pertenecían originalmente a célebres familias locales como los Vergara. Esto era mucho antes del boom turístico, residencial y comercial que hoy caracteriza al lugar, iniciado recién con los años 80. Más exactamente, los loteos comenzaron hacia los años del Primer Centenario, con antiguas y elegantes casonas de influencia germano-británica, hasta donde residían o vacacionaban familias más bien acomodadas. Muchas de ellas fueron de corta duración, como veremos, pero modificaciones posteriores y el aumento del rasgo residencial hizo necesaria la instalación de una parroquia propia, precisamente ésta.

jueves, 16 de marzo de 2017

LA METÁLICA SOLEDAD DEL PUENTE FERROVIARIO DEL RÍO COMBARBALÁ

Coordenadas: 31° 8'36.13"S 71° 1'43.90"W
Esta entrada reúne dos temas que me resultan de enorme interés y simpatía: aquellas provincias al inicio del Norte Chico que, además de las regiones extremas, más me atrae de Chile, y un testimonios de la apasionante historia ferroviaria de nuestro país, con huellas de su propia época dorada esparcidas por estas comarcas.
Hace poco menos de un año, acá mismo publiqué algo sobre el Puente Quinquimo-Pullalli de La Ligua, cerca del límite Norte de la Región de Valparaíso. Pues sucede que, continuando en ascenso por esa misma exruta ferrocarrilera, encontramos el hermoso y corpulento Puente Ferroviario El Parral R.c.a., a veces llamado también Puente Combarbalá. Está a sólo un lado de la autopista D-55 y del actual puente vehicular que ostenta allí el mismo nombre de El Parral. Se lo halla cerca del sector denominado Punta del Viento, un poco más allá de la salida septentrional de Combarbalá en la Provincia del Limarí, la localidad de la famosa piedra nacional combarbalita, tan cotizada en artesanía, joyería y artes escultóricas.
Su fábrica es parecida a la del puente de Quinquimo-Pullally, con sillería y machones de piedra canteada, con estructuras metálicas derivadas de la escuela europea arquitectónica e ingenieril del hierro y del armado modular. Sin embargo, éste es más sencillo que el otro caso: consta de dos pilares-machones que lo apoyan sobre el lecho del río, y dos machones de sillar y anclaje para los segmentos de acceso de los extremos.

miércoles, 15 de marzo de 2017

LA MAGIA VERDE DEL REFUGIO FLORAL DEL PICAFLOR EN ARICA

Coordenadas: 18°31'55.14"S 70°10'0.65"W
Creo muy poco de la oferta de turismo cultural, científico y místico disponible en la carta de atractivos chilenos, se parece a este sitio en verdad encantado del Valle de Azapa, al interior de la ciudad de Arica.
La combinación de naturaleza con la espiritualidad que acompaña a la propia exhuberancia de la vida en este lugar, parecen convertirse en la mixtura perfecta de este oasis azapeño, cuales jardines a custodia de Radagast El Pardo, ese curioso personaje del universo mitológico tolkieniano, o quizás como el reflejo terrenal del edén que imaginó para sí San Francisco de Asís.
El santuario de los colibríes o picaflores se encuentra en el kilómetro 14 de la carretera A-27 de Azapa, bajando hacia el poniente por un sendero de tierra que se interna entre las parcelas agrícolas de árboles frutales y grandes olivares. Muchos de los que llegan buscándolo a este destino se confunden y entran en sus vehículos a senderos paralelos cercanos, pues la señalización es bastante mala, aunque esto es deliberado: sólo se quiere que los verdaderos interesados lleguen allí. El camino correcto, pues, se encuentra justo enfrente de un célebre establecimiento de ventas de abarrotes junto a la autopista, llamado "El Visnola". Tras medio kilómetro desde el empalme con el camino principal hasta el interior del mismo, quizás un poco más, se arriba en la casa con restaurante que señala el punto de partida del sendero de observación ornitológica.

domingo, 12 de marzo de 2017

"MIENTE, MIENTE, QUE ALGO QUEDARÁ": UN AFORISMO QUE SE DEMUESTRA POR SÍ MISMO

Voltaire fue, por siglos, responsabilizado por el origen de la famosa frase del "miente, miente" ("calumnia, calumnia") del siglo XVIII, especialmente por sus enemigos en la iglesia.
"Miente, miente, que algo quedará. cuanto más grande sea una mentira, más gente la creerá"... Es la famosa frase -con rima cacofónica incluida- que el extendidísimo mito universal ha atribuido a Joseph Goebbels, el histriónico ministro de propaganda del III Reich. Los cuantiosos resultados de páginas webs insistiendo en esta creencia, se confirman en el buscador de Google. Lejos está de morir la leyenda.
En estos días, he tenido una buena discusión pero con un mal final al respecto, con alguien a quien tenía estima y cierto respeto intelectual, aunque me parece que se engulló demasiado las citas vertidas en nuestros tiempos por twitter y otras herramientas de catarsis virtual. Como le recogí el guante y me dejó a medio responderle (cosas de las corazas del orgullo) no quiero dejar pasar las ganas de registrar aquí algunos detalles sobre el asunto de marras ya que se ha hinchado demasiado esta porfiada patraña y se me hace entretenida la idea de tirarle algunos pinchazos.
Hace años, publiqué acá mismo una corrección para los que han propagado ese embuste atribuido al libro del Quijote de la Mancha, que reza la reflexión supuestamente enseñada por el ingenioso hidalgo a su fiel Sancho: "Si los perros ladran, es señal de que vais cabalgando". Aunque no veo ningún rasgo de lucimiento intelectual en conocer un libro que te hacen a leer en el colegio, tampoco fue bien tomada por todos mi observación de entonces (hay quienes sienten cariño por sus errores, deduzco), pero insisto en que me causa un poco de hilaridad verla gargareada con vehemencia o aspiración de elocuencia por infinidad de personajes de televisión, artistas, autoridades, personeros políticos y prestigiosos abogados, en declaraciones o entrevistas donde les toca responder a la crítica y defender un camino decidido. El problema es que lo hacen desconociendo que, esta cita, no se encuentra en ninguna parte de la obra cumbre de don Miguel de Cervantes Saavedra.

viernes, 10 de marzo de 2017

LEYENDA Y LEGADO DEL PADRE NEGRO (PARTE V): SEPULTURA Y ALTAR DE UN SANTO POPULAR EN EL CEMENTERIO DE CALDERA

Retrato del Padre Negro en su venerado nicho de Caldera. Muchos devotos acarician la imagen como parte de sus protocolos de rogativas y petición de favores.
Coordenadas: 27° 4'0.31"S 70°48'50.66"W
No recuerdo haber publicado en este blog tantos artículos relacionados con la semblanza de un personaje en particular. Cinco partes, en este caso, dedicadas a la leyenda y legado de Fray Crisógono Sierra y Velásquez, el llamado Padre Negro de Atacama llegado en los años 20 a Copiapó y Caldera, que dejara una tremendo recuerdo en la historia de la Orden de San Francisco y sus obras por toda la provincia de Norte Chico de Chile.
Ya hemos visto, entonces, la biografía del sacerdote colombiano en la primera parte, seguida de sus grandes obras en la Gruta del Padre Negro de Caldera y el Cerro de la Cruz de Copiapó, para luego repasar algo sobre los supuestos atributos sobrenaturales y milagrosos que se le adjudicaron en vida. Este capítulo, quinto y último de la serie, viene a ser algo así como una prolongación del anterior, referido a sus dotes de hombre santo pero ya a partir de su fallecimiento, manifiesta en la devoción que aún le profesan los fieles a su tumba y a su memoria, en general.
La sepultura de nuestra atención está en el Cementerio Municipal de Caldera, conocido también como el Cementerio Laico. Se la halla muy visible en el frente del camposanto, hacia calle Diego de Almeyda. Esta necrópolis es sumamente curiosa pues, además del verdadero santuario en que se ha convertido su nicho, abriga en su recinto varias leyendas y sabrosos mitos urbanos, que van desde el supuesto mausoleo del "vampiro" Gabriel del siglo XIX, hasta las noticias de apariciones de una niña fallecida de nombre Antonella, jugando entre los pabellones y tumbas. Algún día publicaré algunos textos acá mismo, referidos a estas leyendas calderinas en particular.

miércoles, 8 de marzo de 2017

LEYENDA Y LEGADO DEL PADRE NEGRO (PARTE IV): PRODIGIOS, HECHOS SOBRENATURALES Y SUPUESTOS MILAGROS EN SU VIDA

Chañaral destruida por el terremoto y el maremoto de 1922, sector de la plaza central de la ciudad. Se observan los restos de la cúpula del Palacio Francisco Varela. Imagen de la colección fotográfica del Museo Regional de Atacama. Supuestamente, esta tragedia había sido pronosticada por el Padre Negro y apareció confirmado su acierto en la prensa.
Coordenadas: 27°21'50.57"S 70°20'31.40"W (Parroquia de San Francisco en Copiapó) / 27° 4'13.73"S 70°49'47.47"W (Gruta de Lourdes, hoy del Padre Negro) / Cripta del Padre Negro (27° 4'0.31"S 70°48'50.66"W)
La historia y leyenda del Padre Negro de la Región de Atacama es una de las más asombrosas e interesantes semblanzas de la religiosidad chilena en primera mitad del siglo XX, como hemos revisado en esta serie de artículos divididos en partes dedicadas a la biografía de Fray Crisógono Sierra y Velásquez y sus obras como la gruta mariana de Caldera y el sendero del Cerro de la Cruz de Copiapó.
El presente artículo, cuarta parte de esta misma serie, está dedicado a uno de los atributos que convirtieron al franciscano colombiano llegado a nuestro país en un verdadero santo popular viviente: sus pretendidos atributos milagrosos, que el pueblo le sigue adjudicando. Incluso a los que somos incrédulos, puede sorprendernos la seguridad y convicción con que los habitantes del valle de Copiapó y la zona costera siguen recordando estos supuestos hechos sobrenaturales, capacidades que siempre acompañaron su existencia.

lunes, 6 de marzo de 2017

LEYENDA Y LEGADO DEL PADRE NEGRO (PARTE III): EL SANTUARIO DEL CERRO DE LA CRUZ DE COPIAPÓ

Coordenadas: 27°21'26.67"S 70°20'19.34"W
Ya vimos una biografía de Fray Crisógono Sierra y Velásquez, el  recordado Padre de Negro, una de las figuras más importantes de la religiosidad en la Región de Atacama durante la primera mitad del siglo XX. También vimos algo sobre la gruta mariana que el llamado "Apóstol de Atacama" hizo construir en Caldera, ayudado de amigos y vecinos. Ahora veremos otra de sus extraordinarios legados para la provincia: la gran cruz del cerro Chanchoquín de Copiapó.
La costumbre cristiana de poner cruces en cerros, especialmente los que eran considerados sagrados o venerables desde tiempos "paganos", procede de la época colonial y permanecía en práctica todavía en los tiempos de servicio religioso de Fray Crisógono en Atacama. Su cruz de unos 10 metros de altura, con plinto y basal, todavía permanece convertida en un símbolo turístico y cultural de la ciudad, aunque en ciertos aspectos subestimada y subutilizada como atractivo.
El sacerdote colombiano, ya convertido por adopción en chileno, fue quien tomó la iniciativa de construir esta gran cruz en el cerro Chanchoquín, verdadero bastión vigilante de la ciudad de Copiapó. La gran estructura de concreto provocó, de hecho, el cambio de nombre del monte: ahora es el Cerro de la Cruz en guías y planos turísticos. Se recordará que el Padre Negro también hizo instalar una cruz de metal en el Cerro Bramador, cerca de la misma ciudad, y que venía haciendo acciones parecidas en cerros de Pueblo Hundido y Castilla, donde reparó o instaló otras cruces desde los años veinte, casi desde recién llegado a Chile.

viernes, 3 de marzo de 2017

LEYENDA Y LEGADO DEL PADRE NEGRO (PARTE II): LA CURIOSA GRUTA DE LOURDES EN CALDERA

Imagen antigua de la parte posterior de la extraña capilla y gruta en Caldera, expuesta al público en el altar del Padre Negro de la Iglesia de San Francisco en Copiapó.
Coordenadas: 27° 4'13.73"S 70°49'47.47"W
Luego de haber visto en la primera parte la biografía del misionero franciscano colombiano Fray Crisógono Sierra y Velásquez (1877-1945), más conocido como el Padre Negro y el "Apóstol de Atacama", quise reservar este capítulo a su curiosa gruta ubicada en el balneario y puerto de Caldera, localidad donde realizó gran parte de su obra pastoral y de asistencia a los pobres, donde se encuentra también su sepultura que veremos en la quinta y última parte de esta serie de artículos dedicados a su memoria.
Ya hemos dicho del Padre Negro que hacia 1925, unos cuatro años después de haber llegado a la provincia y de haber servido en San Fernando, fue destinado a Caldera, 72 kilómetros al poniente de Copiapó. Allí continuó sus labores infatigables en beneficio de los habitantes del poblado y de otros cercanos, a los que llegaba a lomo de caballo, mula o a pie, sacrificios que lo convirtieron en una verdadera leyenda viviente con fama de hombre santo. También habría demostrado muchos de sus extraños prodigios en aquellos años, que llevaron a muchos devotos a darle en vida una fama de milagroso y sobrenatural, como veremos en la cuarta parte de esta serie.

miércoles, 1 de marzo de 2017

LEYENDA Y LEGADO DEL PADRE NEGRO (PARTE I): BIOGRAFÍA DE FRAY CRISÓGONO, EL "APÓSTOL DE ATACAMA"

Fray Crisógono Sierra y Velásquez, en sus primeros años de sacerdocio.
Coordenadas: 27°21'50.57"S 70°20'31.40"W (Parroquia de San Francisco en Copiapó) / 27°21'26.67"S 70°20'19.34"W (Cerro de la Cruz de Copiapó) / 27°22'49.68"S 70°18'39.97"W (Iglesia Nuestra Señora de La Candelaria en Copiapó) / 27° 4'13.73"S 70°49'47.47"W (Gruta de Lourdes, hoy del Padre Negro, en Caldera) / 27° 4'0.31"S 70°48'50.66"W (Nicho del Padre Negro en Caldera)
Tenía la intención de meter en un sólo texto y entrada todo lo que he aprendido de Fray Crisógono en mis últimas visitas a Copiapó y Caldera, pero la verdad es que su obra y su recuerdo por acá es tan grande y contundente, que no me queda más salida que dividirlo en cinco partes, partiendo por ésta que corresponde a su biografía. Estará seguida, próximamente, de entradas sobre su capilla en Caldera, la cruz que instaló en el cerro tutelar copiapino, sus supuestas virtudes sobrenaturales y su venerada cripta.
El sacerdote es un verdadero santo informal de la región de Atacama, particularmente en los poblados ubicados en la ruta del valle del río Copiapó y alrededores. Su origen era colombiano: como informan Pablo Renders y otro biógrafos, había nacido el 1° de febrero de 1877, en una familia muy acomodada y conservadora de la localidad de Robledo, compuesta por el matrimonio de José María Sierra y Camila Velásquez y sus hijos, de los que el sacerdote sería el cuarto de entre ocho.

Residentes de Blogger:

Residentes de Facebook