sábado, 15 de diciembre de 2007

UNA ESCENA ETERNAMENTE HEROICA EN PARQUE FORESTAL: MEMORIA Y GRATITUD AL BOMBERO VOLUNTARIO

Monumento y plazoleta en 1960. Imagen de archivos Museo Histórico Nacional.
Coordenadas: 33°26'8.12"S 70°38'40.63"W
Me ha resultado muy grato descubrir que el Monumento al Bombero Voluntario situado en Parque Forestal y a escasos metros del Museo de Arte Contemporáneo, estaba siendo reparado esta semana por un grupo de tres restauradores bastante jóvenes. La verdad es que la base de la enorme estatua de bronce estaba a bastante mal traer, por lo que la “manito de gato” le viene de perilla y le permitirá recibir el muy próximo aniversario de su instalación en óptimas condiciones.
Se encuentra casi a la salida calle Mosqueto sobre la placita triangular de calle Ismael Valdés Vergara, allí donde se abren las calles Esmeralda y Santo Domingo. Fue instalado en 1913 por la Municipalidad de Santiago, en el aniversario 50 de la fecha de fundación del Cuerpo de Bomberos Voluntarios (20 de diciembre de 1863).
Cabe advertir, sin embargo, que los bomberos chilenos propiamente tales ya existían desde 1851 en Valparaíso, pero esta fecha se escogió como aquella de la fundación del cuerpo en Santiago, pasando a constelarse en los calendarios como la de los actos institucionales de la capital.

martes, 11 de diciembre de 2007

EL FARO VERDE DE MAPOCHO: MONUMENTO A LOS HÉROES DE IQUIQUE EN PLAZA CAPITÁN PRAT

Monumento a los Héroes de Iquique o de la Esmeralda en 1967 (fuente: revista "En Viaje").
Coordenadas: 33°25'59.98"S 70°38'59.12"W
Uno de los principales símbolos del Barrio Mapocho es el faro de roca verde que conmemora la epopeya de la tripulación de la querida “Mancarrona”, nuestra corbeta "Esmeralda", en la Rada de Iquique el 21 de mayo de 1879. Incluso parece competir con el resto de los vistosos sitios históricos del sector, como la alta cúpula del Mercado Central, el Edificio del ex Hotel Bristol, los puentes y la majestuosidad de la Estación Mapocho, puntos dominantes de este paisaje urbano.
Aunque es tan característico que pareciera haber estado allí durante toda la historia de la ciudad, el Monumento a los Héroes de Iquique, llamado también Monumento de las Glorias Navales o a los Héroes de la "Esmeralda" fue inaugurado en mayo de 1962, 28 de ese mes según algunas fuentes, aunque la placa conmemorativa del mismo está fechada en el exacto 21 de mayo.

sábado, 8 de diciembre de 2007

CITÉ DE NATANIEL COX 185: OTRO ENCLAVE MISTERIOSO EN EL CENTRO CAPITALINO

Coordenadas: 33°26'54.35"S 70°39'13.12"W
En tiempos donde la moda es “repensar” las ciudades en base a criterios no siempre amables con el urbanismo (y con ello se le arrojan encima desastres catastróficos como el Transantiago, dicho sea de paso), existen aún varios enclaves de la historia matriz de nuestra capital que se resisten a ceder al paso del tiempo, a las visiones snobistas de cómo debe ser una urbe y, por supuesto, de la arrogancia de los “repensadores” que, como dice celebrando la propaganda de una casa universitaria por estos días, “ven el lápiz como un bisturí” (???).
Un bisturí… Aunque a algunos de estos repensadores no les toque hacerse cargo del fallecido en plena cirugía, por supuesto. Los ejemplos en la ciudad abundan, y no siempre por la voracidad de las inmobiliarias, como se pretende hacer creer, sino también por las pésimas políticas públicas.
Hará un año ya que tomé las fotografías que aquí muestro, mientras buscaba la antigua ubicación de la quinta “Las Tejas” en calle Nataniel Cox a escasas tres cuadras de la Alameda Bernardo O'Higgins, siguiendo la información que alcanzara a entregar don Oreste Plath... Uno de esos enclaves de tiempo que han sobrevivido a los repensadores de la ciudad.

viernes, 7 de diciembre de 2007

EMPRESAS THEODULOZ: LAS HUELLAS DE UNA DECANO EN LA ORTOPEDIA CHILENA

Aviso publicitario de la empresa a fines de los años 20's
Coordenadas: 33°26'58.16"S 70°38'57.08"W (antigua) 33°26'40.34"S 70°38'35.17"W (actual)
Hace poco terminó la Teletón y con ello los lisiados y los minusválidos de Chile probablemente no volverán a portadas hasta la repetición de las “27 horas de amor” del próximo año o el que siga. Entre medio, sin embargo, existen empresas que seguirán ocupadas del área de producción de artículos necesarios para toda clase de necesidades físicas: desde sencillas plantillas para pies planos hasta sillas de ruedas. Existe toda una tradición nacional al respecto.
Una de ellas en particular, Theoduloz y Cía, tiene el mérito de estar en este rubro desde 1896, convirtiéndola no sólo en la más antigua fabricante de ortopedia chilena, sino una de las empresas más longevas del país. Su clientela parece tenerle una especie de cariño especial, según he podido constatar por algunas consultas.

jueves, 6 de diciembre de 2007

SANTIAGO DE LAS SWÁSTIKAS (Y LAS SWÁSTIKAS DE SANTIAGO)

Swástika levógira, en un mausoleo del Cementerio General.
Cada día estoy más convencido de que el famoso símbolo místico y esotérico de la cruz gamada, es decir, la swástika o esvástica, era motivo más o menos frecuente en la arquitectura urbana e incluso la popular, hasta el advenimiento de la Segunda Guerra Mundial y el consecuente anatema que cayó (hasta nuestros días) sobre este poderoso emblema, asociado desde allí eternamente a la aventura del Nazismo y del Tercer Reich, y que desde mucho antes era uno de los más presenciales y poderosos de la semiología cultural humana.
Estudiada intensamente por autores que van desde Carl Gustav Jung hasta Carl Sagan, la swástika es por lejos uno de los símbolos más antiguos del mundo, presente en prácticamente todas las culturas vinculadas a lo que hoy reconoceríamos como de carácter guerrero, sean romanos, griegos, chinos, japoneses, germanos, tibetanos, hindúes, pieles rojas o araucanos. No por nada el nazismo alemán la consideraba un símbolo esencialmente ario y la tomó por ello para sí. Se han encontrado swástikas en las ruinas de Tiahuanaco, en las construcciones imperiales rusas y en los templos góticos franceses. Los mapuches, acá en Chile, tenían también la suya, identificada con la swástika del agua (de ángulos curvos) y presente incluso en su famoso tambor kultrún ceremonial. Otros creen encontrarla también entre las figuras de la llamada Cruz de los Andes, que puede admirarse entre los geoglifos que abundan por nuestro Norte Grande. Los indígenas Kunas de Panamá, también tienen la suya.

miércoles, 5 de diciembre de 2007

TIERRA DE NADIE EN RECOLETA: TRISTE REALIDAD DE LA PLAZA DEL MONUMENTO A LOS HISTORIADORES DE LA INDEPENDENCIA

 
Imagen del monumento en la Plaza Tirso de Molina, antes de que los medallones de bronce con los rostros de los homenajeados fueran sustraídos (Fuente: Monumentos.cl).
Coordenadas: 33°25'55.32"S 70°38'57.68"W
Hace un par de años, cuando bullía la escandalera peruana contra Chile y contra de los videos turísticos hechos por unos gringos mostrando la ciudad de Lima sin omitir las peores partes y que eran exhibidos en aerolíneas Lan Perú de capitales chilenos, una periodista de una conocida cadena de televisión del país incásico vino a Santiago con un asistente y, picada como ella sola, intentó hacer una descripción sumamente peyorativa y agresiva contra nuestra capital.
Patéticamente infantil, y mal aconsejada por la ira, al no poder encontrar acá empate con lo que el aventurero inglés veía en la ciudad limeña (por razones obvias, no podía ir a buscarlas en la “Pequeña Lima” al lado de la Catedral), terminaba metiéndole la cámara en la cara a los peatones del centro para provocar reacciones odiosas; luego, partió a los carros del metro para reclamar que “nadie le sonrió” mientras la hacía ojitos a los pasajeros (era más o menos no más, para ser franco) y, finalmente, terminó parada en una casa en ruinas y llena de basura pretendiendo que ésa era la imagen que Santiago de Chile le esconde al mundo. Fue lo peor que pudo encontrar.

lunes, 3 de diciembre de 2007

CENTENARIO DE ORESTE PLATH: EL SANTIAGO QUE SE FUE, EL MAESTRO NO SE VA

Fuente imagen: Diario digital "El Observatodo".
Este año, más precisamente el 13 de agosto, se cumplió el centenario del nacimiento de Oreste Plath, el más grande y completo investigador folklórico de nuestra historia literaria, verdadero trovador del costumbrismo y de la historia rural y urbana de nuestro país, amante de las tradiciones, patriota de lujo que no cambió a su país por ninguna de la infinidad de naciones que conoció a lo largo de su prolongada y fructífera existencia. Un “investigador viajero”, según se autodefinía.
Aunque la obra de Plath abarcó desde las fiestas religiosas de Parinacota en el extremo Norte, hasta las leyendas existentes en el territorio antártico, su vida estuvo íntimamente ligada a nuestra ciudad de Santiago del Nuevo Extremo, desde el momento mismo en que viera la luz en calle Carrión 1370, en el barrio Recoleta, en 1907. Su nombre de pila era César Octavio Müller Leiva. Ni los viajes ni las odiseas evitaron su regreso a la capital, una y otra vez, formando parte de su historia.

domingo, 2 de diciembre de 2007

CARTA "EN TORNO AL HUELÉN", DE DON MIGUEL SERRANO

Decoración del Cerro Santa Lucía en el Álbum de 1874.
La siguiente es una carta del ex embajador, escritor y poeta chileno Miguel Serrano Fernández, publicada el 4 de noviembre de 2006 en el diario "Las Últimas Noticias". Recordemos que el cerro fue declarado Monumento Histórico Nacional, del 16 de diciembre de 1983 (Decreto Ministerio de Educación Pública N° 1.636):
Antiguamente, el Cerro Santa Lucía estaba rodeado de casas. Allí donde hoy se encuentra un mural sobre Gabriela Mistral, antes estaba la "Librería Cultural" de Francisco Fuentes, ese gran librero que me inició en Panait Istrati, en Dostoiewsky y en el Conde de Keyserling, en mi juventud.
Y en otra casa, en la esquina de calle Merced, vivió y murió don Nicolás Palacios, frente a donde hoy se levanta el extraordinario edificio de estilo Bauhaus, el "Buque", construido por Sergio Larraín García Moreno, hermano de don Jaime, el gran político, fundador del Partido Agrario Laborista, donde se formaron políticos de excepción.

jueves, 29 de noviembre de 2007

PINTORES DE LA PLAZA DE ARMAS: ¿UNA TRADICIÓN SECULAR? ¿UNA IDENTIDAD EN PELIGRO?

Pintores y sus atriles en "Place de Santiago, siglo XIX".
Coordenadas: 33°26'17.42"S 70°39'3.19"W
Hace un par de días, volví a pasar por la Plaza de Armas de Santiago después de ir a dejar a una angelita dorada hasta la estación del Metro Cal y Canto, y luego de echarme adentro dos terremotos en “La Piojera”. Mi compañía tiene varios meses del embarazo, así que dedicó más bien a cucharear el helado del vaso (y yo el vino) y luego a compartir conmigo un pernil con papas.
Al pasar por la plaza firmé el libro de apoyo a los pintores y dibujantes, a los que el actual Alcalde de la ciudad, don Raúl Alcaíno, está decidido a erradicar, según ellos reduciéndoles las cuotas de trabajo y licitando los permisos para ocupar el lugar en que han permanecido desde los tiempos en que los abuelos muchos de los políticos que apoyan esta medida todavía no eran espermios. Me tomé el trabajo de ver la exposición que ofrecen estos artistas en su defensa. Pasados los efectos del terremotazo sigo bastante sorprendido.

martes, 27 de noviembre de 2007

RESTAURANTE “SANTIAGO”: RECUERDO DE UN ELDORADO CULINARIO EN PASEO HUÉRFANOS

Aviso del restaurante "Santiago" publicado en 1929, ya en su segunda ubicación de la misma calle Huérfanos 1111.
Coordenadas: 33°26'22.98"S 70°39'3.56"W (primera) / 33°26'22.90"S 70°39'9.37"W (segunda) / 33°26'23.67"S 70°39'9.26"W (última)
Hacia 1870, se fundó en calle Huérfanos de Santiago un restaurante que constituyó otro hito inmortal de la historia de la capital chilena, tanto en materia culinaria como por los destacados comensales que su prestigiosa mesa convocaba.
El local era regentado en sus inicios por el ciudadano de origen francés François “Papá” Gage, todo un personaje de la ciudad en los años de la Guerra del Pacífico. Por lo mismo, en principio se le puso "Gage", cambiándolo más tarde a confitería, bar y restaurante “Santiago”, y no “El Santiago” como alguna vez se ha señalado, cosa que desmentimos reproduciendo aquí el cartel que colgó por años sobre el local.
Era un nombre apropiado porque, en la práctica, el sitio se convirtió probablemente en el centro más importante de reunión y encuentros diurnos y nocturnos de la ciudad, atrayendo a intelectuales de la generación centenaria como Narciso Tondreau y Julio Vicuña Cifuentes. “Confort, lujo e higiene” eran sus tres promesas proverbiales.

domingo, 25 de noviembre de 2007

UNA LÁPIDA "CONDENADA" DE CONDELL CON RANCAGUA:

Coordenadas: 33°26'27.91"S 70°37'38.78"W
El viernes 01 de junio de 2007, el diario "La Tercera" publicaba lo que sigue sobre un hallazgo arqueológico realizado en las faenas de construcción de un edificio situado en Condell con Rancagua, en la comuna de Providencia y a escasa distancia del cuadrante central de la ciudad:
En terrenos de Providencia encuentran lápida de mujer que falleció en 1795
Los trabajadores que realizaban una excavación como parte de la construcción de un edificio en Providencia encontraron una lápida de granito de una mujer que murió en 1795.
La lápida, de color violáceo y sin ninguna fractura, fue hallada en un terreno de la calle Condell, que en el siglo XVIII era un emplazamiento rural ocupado por chacras.

viernes, 23 de noviembre de 2007

"LABORATORIO SALAZAR & NEY"... CUESTIÓN DE QUÍMICA

Caluga publicitaria de 1929.
Coordenadas: 33°26'51.37"S 70°38'59.27"W (ex instalaciones)
El próximo 26 de diciembre se cumplirán 80 años de la inauguración del que fuera otro de los primeros laboratorios químicos particulares chilenos, que además estuvo a la vanguardia tecnológica y operacional de su época: "Laboratorio Salazar & Ney", fundado en 1927.
Este centro, que probablemente llegó a ser el más importante de su tipo en el país en aquellos primeros años, tenía sus cuarteles en la calle Arturo Prat 221, por ahí en el espacio que hoy ocupa la mueblería "Londres" como parte de la actividad que caracteriza el tipo de comercio de esta popular calle de la capital chilena.
Este laboratorio se especializó en la fabricación de productos de punta en cosmetología, perfumería, soluciones químicas, esterilización de instrumentos y, por supuesto, preparación de los jarabes y vinos medicinales que llenaban buena parte de los anuncios publicitarios de la época, cuando iban en retirada las viejas boticas y droguerías ante el avance del más profesional y avanzado rubro farmacéutico. Su prestigio le permitía también ofrecer servicios de investigación científica, privilegio que estaba reservado hasta entonces sólo a las Universidades.

jueves, 15 de noviembre de 2007

EL SANTIAGO DE LUIS CORNEJO: LA BRAVA AUSENCIA DE UN ESCRITOR AL MARGEN

Coordenadas: 33°26'17.22"S 70°39'3.99"W
Quienes conocieron bien la Plaza de Armas de Santiago y su entorno durante los años ochentas, seguramente recordarán con cariño la figura de ese peladito narigón y de sonrisa en los ojos vendiendo libros de su propia autoría, por allí cerca de donde se encuentra la estatua del Cardenal Raúl Silva Enríquez que vigila altivo y sereno la plaza del kilómetro cero de la Chile.
Se llamaba Luis Cornejo Gaete, probablemente el único escritor-juglar-pregón de nuestra historia, además de uno de los personajes más queridos de nuestro Santiago tradicional e histórico. Doblemente importante para nuestro estudio sobre la tradición cultural capitalina: tanto por el escenario de sus relatos, como por lo que fue su propia presencia física vendiendo por años sus libros en la Plaza de Armas.

viernes, 26 de octubre de 2007

ESPANTAJOS Y ESPECTROS EN LAS CALLES DE SANTIAGO A PRINCIPIOS DEL SIGLO XIX, DESCRITOS POR DON BENJAMÍN VICUÑA MACKENNA

"Que viene el Coco", otro "capricho" de don Francisco de Goya.
Aproximándose el Día de los Muertos en nuestro calendario (en realidad el 1º de Noviembre, pero que el Cristianismo reemplazara por el "Día de Todos los Santos" y arrojara la fecha original pagana al día siguiente), he decidido reproducir el siguiente fragmento de texto escrito por don Benjamín Vicuña Mackenna en su "Historia Crítica y Social de la Ciudad de Santiago (1541-1868)", en las páginas358 y 359 de Tomo II, publicado en 1869 en Valparaíso por Imprenta del Mercurio:
Contábanse también muchos sucesos raros de aquellas noches lóbregas, sin faroles, sin policía, sin transeúntes.
Y muchas apariciones de ánimas, muchos fantasmas, muchos penitentes, fúnebres profecías, casos, duendes, emplazamientos, visitas del diablo, del piguchén, del chonchón y otras brujerías. A alguien le había llamado una noche una mano blanca que salía por la puerta de la desierta Compañía, y había sido acometido de un desmayo. Al día siguiente, viose que la mano blanca era un papel cuyas obleas superiores se habían desprendido y que agitaba el viento. Un abogado Pozo, creyéndose seguido de un bandido a media noche, derribó de un balazo a un infeliz que iba por un remedio a la botica, y que seguía al doctor por buscar su compañía.

viernes, 5 de octubre de 2007

REQUIEM POR UN AMIGO: EL MAR DE PABLITO

Era el mes de mayo de 1989, mi último año de enseñanza media… Y último de muchas otras cosas. ¡Qué año, en verdad!
Nuestra sala de clases ocupaba la penúltima aula que daba hacia el costado trasero del liceo Manuel Barros Borgoño, a cuya casa principal en calle San Diego, de barrio matadero, hemos vuelto luego de extenuantes y fatigosas jornadas de protestas y huelgas, pues desde hacía cuatro años estaban cerradas, dañadas profundamente con el terremoto de 1985, por lo que se nos había trasladado hasta un incómodo recinto provisorio, por ahí por calle Tocornal y Victoria.
Nuestro profesor jefe imparte el ramo de Biología ha aprovechado el contexto del mes del mar para exigirnos la presentación de un trabajo relativo a la importancia económica del mar chileno. Es un tema que conoce bien, pues, a pesar de su rumoreada militancia presuntamente radical, se sabe que ha trabajado como asesor de la Armada de Chile, incluso en oficinas del famoso Edificio Diego Portales, en pleno Régimen Militar. El trabajo exige, adicionalmente, una presentación didáctica o de maquetería, por lo que se recomienda hacerlo de a dos o más.

domingo, 9 de septiembre de 2007

¿HUESOS DE UNA SANTA EN LA CATEDRAL DE SANTIAGO?

Coordenadas: 33°26'15.69"S 70°39'7.65"W
Al parecer, en el siglo XIX, al costado poniente de la antigua Catedral de Santiago o bajo su altar, estuvieron guardados en una urna o un relicario los restos completos o parciales de una santa del mundo católico, cuyos huesos fueron trasladados a la capital chilena en tiempos coloniales y a petición de la comunidad residente. Como se recordará, el eje de este templo fue en algún tiempo en dirección Norte-Sur, a diferencia del que se le definió después y que se conserva como el definitivo.
La curiosa historia, que quizás se haya basado sólo en algunas reliquias de la santa traída a Chile, es abordada por don Benjamín Vicuña Mackenna en su obra "Historia crítica y social de la ciudad de Santiago desde su fundación hasta nuestros días: 1541-1868" (Valparaíso, Imprenta del Mercurio de Recaredo S. Tornero, 1869), donde escribe lo siguiente (pág. 311):

lunes, 3 de septiembre de 2007

EL EDIFICIO DEL SEGURO OBRERO: "LA TORRE DE LA SANGRE"

El edificio, La Moneda y la Plaza de la Constitución en antigua imagen.
Coordenadas: 33°26'31.17"S 70°39'11.55"W
Se aproxima otro aniversario de un escalofriante acontecimiento de nuestra historia: la Masacre del Seguro Obrero, donde 59 muchachos nacionalsocialistas alzados fueron masacrados en el edificio del Barrio Cívico capitalino, el fatídico 5 de septiembre de 1938.
Lástima por el destacado arquitecto nacional Ricardo González Cortés: cuando el Gobierno de Carlos Ibáñez del Campo encargó la construcción de los edificios de la Caja del Seguro Obrero, jamás creyó que su magnífica y principal obra, enclavada orgullosa al lado de La Moneda y edificio más alto de Chile en su momento, sería bautizada después con una catarata de sangre joven, hacia el final del Gobierno del Presidente Arturo Alessandri Palma.
González Cortés echó manos a tableros y planos, logrando imponer su propuesta en la comisión seleccionadora. En 1928 presentó las maquetas del edificio sede con aspecto de torre, de 12 plantas más un mirador, que mezclaba elementos clásicos monumentalistas con otros más modernos y dominantes, provenientes de la escuela del Art Deco y Chicago.

viernes, 17 de agosto de 2007

BARRIO PARÍS Y LONDRES: BREVE HISTORIA DE UNA MANZANA MODELO

Alameda de las Delicias esquina Londres, hacia 1930.
Coordenadas: 33°26'40.74"S 70°38'54.48"W
Son varios los nombres de los principales arquitectos que participaron de la construcción de esta "Manzana Residencial Modelo", ubicada allí a espaldas del Convento y la Iglesia de San Francisco en la Alameda.
Estuvo bien logrado el efecto europeo, más allá de los nombres de sus únicas dos calles matrices y del afán de los propietarios por vivir en la cultural del Viejo Mundo. Prueba de este logro son las innumerables películas y comerciales que se ha grabado allí. El resto de su historia ha sido de todo lo imaginable: centros de torturas en los setentas (Londres 38), librerías, recitales punks en los ochentas, hoteles elegantes, hoteles de mala muerte, bares, luces, sombras, centros históricos, centros culturales, institutos de educación, etc... Ha cabido de todo en tan pocas cuadras.
Originalmente, el terreno del barrio pertenecía a los 12 solares que el Gobernador Rodrigo de Quiroga había donado a Fray Martín de Roble para la Orden de San Francisco de Asís en Santiago de Chile, junto a cuyos bordes crecieron chacras y luego pequeños fundos sobre los cuales se construiría este particular vecindario al lotearse esta superficie.

domingo, 8 de julio de 2007

LA MISTERIOSA MUJER DEL SANTA LUCÍA: ¿GISELLA O EVITA PERÓN?

Imagen de la estatua, publicada en "La Tercera" en 1997.
Coordenadas: 33°26'27.37"S 70°38'32.23"W
El siguiente artículo pertenece a mi amigo Hans Fiebig, y fue publicado en una revista digital de diciembre de 2006. Lo republico ahora agregando fotografías que figuraban en mi propio archivo sobre este interesante caso de la estatua inaugurada en 1957 por la comunidad alemana en Chile y la posibilidad de lo que aquí se expone. Cabe señalar como introducción, que la estatua ubicada hacia el lado de la Alameda hacia Victoria Subercaseaux, está identificada oficialmente como Gisella (por el personaje Giselle, del ballet basado en la obra de Adolphe Adam), pero la leyenda popular la ha asociado desde sus orígenes a la posible figura de Eva Perón, como se señala acá, dado que las semejanzas son evidentes:
Hace medio siglo que a los pies del Santa Lucía, por el lado oriente, se encuentra la escultura de una mujer, de apariencia Teutona. La escultura llamada Gisela por su escultor, que con los pies descalzos y vestido largo, mirando desde la ladera hacia abajo a los caminantes.

domingo, 17 de junio de 2007

APODOS CURIOSOS E INGENIOSOS QUE SE DA EN CHILE A ALGUNOS EMPLEOS Y OFICIOS

"Palomitas", vendedoras de dulces típicos chilenos en la estación de ferrocarriles, en 1951. Imagen de Marcos Chamudes Reitich, perteneciente a las colecciones fotográficas del Museo Histórico Nacional.
Estos son algunos de los motes ingeniosos y algo burlescos que han recibido en Chile algunos trabajos pintorescos vigentes y otros desaparecidos:
  • AFILADOR: En realidad se refiere al cada vez más escaso afilador de cuchillos, con su clásico carrito de esmeril accionado por el pie, pero se le llama afilador a secas por una picardía de connotación sexual, aludiendo a la asociación malvada que se hace en Chile del verbo afilar. El mito dice que cuando pasa el afilador hay que poner urgentemente "el poto para el lado de la muralla".
  • BAILARÍN DEL MAR: Son los buscadores y recolectores de machas (Mesodesma donacium) o alternativamente hacia el Sur de navajuelas o huepos (Ensis macha), todos ellos en la orilla de las playas. Así llamados porque parecen "bailar" un twist con los pies en las arenas mojadas escarbando en ellas para encontrar los moluscos, fueron muy populares especialmente hacia el Norte del país en alguna época, y había familias completas que se dedicaban a esto todavía en los años ochenta. Sin embargo la progresiva escasez del recurso ha ido sacando de la costa chilena a los bailarines del mar.

sábado, 16 de junio de 2007

EL PICARÓN: LA DULCE Y ESPONJOSA ROSQUILLA FRITA DE LA INDEPENDENCIA

Fuente imagen: nestle.cl
Por estos días próximos, tendrá lugar el Solsticio de Invierno, que marca en nuestro Hemisferio Sur el inicio de la estación de las lluvias y, en la cultura nacional, también la estación de los sabrosos "picarones". Buena ocasión para que hablemos algo sobre ellos.
Se lo bautizó tempranamente picarón, en tiempos que ya nadie recuerda. Nació entre las clases populares del Virreinato del Perú; según parece, basándose en la adaptación de la receta de los buñuelos españoles, traídos a América por los conquistadores. Su característica forma redonda y perforada era propia y probablemente única por estas latitudes, hasta el arribo de la internacional rosquilla americana o dona por estos mismos lares.
En los tiempos coloniales tenía algo especial que lo hacía distinto a los demás postres y pasteles: era algo así como el equivalente a las galletitas del té de la tarde en la tradición inglesa. No cuesta entender por qué penetró tanto en la sociedad chilena, entonces, acostumbrada desde antaño a la hora de la “once”, entre el almuerzo y la cena o comida final del día.

martes, 12 de junio de 2007

¿UNA CUARTA BANDERA CHILENA HA SIDO OLVIDADA POR LA HISTORIA?

Las cuatro banderas nacionales, incluida la de la estrella solitaria al centro, en detalle de lámina-dedicatoria del Instituto de Investigaciones Históricas General José Miguel Carrera para las celebraciones de la Virgen del Carmen de 1967, en los archivos del Sagrario del Arzobispado de Santiago.
En la época de Fiestas Patrias, es común ver algunas reproducciones de las banderas históricas de Chile, entre la Patria Vieja y la Patria Nueva, pues el largo y doloroso proceso de la Independencia nos dio tiempo de revisar nuestros propios símbolos nacionales varias veces y dejar las etapas del proceso plasmadas en ellas. Estas representaciones cumplen con lo que usualmente se enseña sobre el tema; es decir, que las banderas chilenas han sido sólo estas tres: la de la Patria Vieja, la de Transición y la actual de la Patria Nueva.
Sin embargo, para algunos historiadores habría existido una cuarta bandera, previa a la definitiva de la República en la Patria Nueva, cuyo uso quizás marginal y efímero ha llevado a muchos autores a desconocer su existencia o minimizar su valor como símbolo patrio e histórico. La mayoría de ellas no la considera auténticamente un heraldo relevante en la cadena de pabellones patrios de la historia chilena, e incluso se discute sobre si existió o sólo fue una intención jamás materializada, pues hay quienes llegan a ponerla en duda, cuando no la desconocen por completo.
En orden consecutivo, nuestros históricos pabellones nacionales fueron la Bandera de la Patria Vieja, concebida en 1811 por don José Miguel Carrera; luego, la Bandera de la Transición del 26 de mayo de 1817, diseñada aparentemente por don Juan Gregorio Las Heras (otras fuentes señalan la fecha de creación el 18 de octubre de ese año), y, finalmente, la bandera de nuestros días, jurada el 12 de febrero de 1818.

miércoles, 6 de junio de 2007

EL CORVO CHILENO: HERRAMIENTA, ARMA Y SÍMBOLO HISTÓRICO

Corvos de la Guerra del Pacífico (Colección de Marcelo Villalba Solanas).
Por largo tiempo, el cuchillo corvo chileno ha sido una sólida alegoría del minero, del roto e incluso del huaso, permanentemente asociado al folklore y criollismo. Fueron sus mejores manipuladores quienes, haciéndose acompañar de tan fiel herramienta de trabajo y arma de combate a un lado del cuerpo -quizás desde la Independencia en adelante-, lo fueron convirtiendo también en un emblema militar, aunque este vínculo fue difuminando su ligazón ancestral e íntima con el trabajador chileno, desde mucho antes que éste se hiciera "milico" a razón de las circunstancias históricas.
Y aun antes de ponerse el uniforme de la doctrina franco-legionaria previo a la famosa prusianización del Ejército, el criollo usó el corvo también para investirse de esa misma imagen temible del rufián engañosamente romántico: el que se ha encarnado en las identidades de personajes tales como el bandolero-héroe Vicente Neira, el mismo que asistiera a Manuel Rodríguez, o el temido Benavides del Sur indómito, y la infame jauría de Los Pincheira o el "Brujo" Liberona de La Chimba, dando una inagotable batería de inspiración a la narrativa, la poesía y las canciones costumbristas. Así se refleja en la letra del "Bandido" de Patricio Manns, su tema debut de 1959 que ha sido grabado también por "Los Cuatro Cuartos" y por los argentinos "Los Trovadores del Norte":

domingo, 3 de junio de 2007

¿LA BIOGRAFÍA DE PORTALES QUE FUE SEPULTADA CON SUS PROPIOS RESTOS?

Esta memoria sobre el Ministro Diego Portales Palazuelos, fue encargada por el propio Gobierno de Chile a don Fernando Urízar Garfias, el día en que se trasladaron sus restos hasta la Catedral Metropolitana de Santiago. Por lo tanto, podría corresponder al manuscrito contenido en el pergamino que fuera colocado dentro de una envase junto al cuerpo del ilustre personaje, hallados hace sólo un par de años. Aunque el texto fue conocido desde entonces y figuraba en algunas publicaciones, habría sido casi olvidado y eventualmente "redescubierto" por analistas e investigadores, si acaso fuera tal, tras dar de manera accidental con la ubicación precisa del cuerpo dentro de la iglesia, durante marzo del año 2005. En estos momentos, el manuscrito está siendo investigado. Por si acaso, republico acá la señalada biografía, actualizando la ortografía pero sin alterar la redacción original, en la proximidad de un nuevo aniversario del asesinato del ilustre ministro señalado como el forjador del Estado en Forma de Chile. Las copias del original del texto que trascriboy que incluyen un grabado con el retrato del ministro, se encuentran en propiedad de don Jacinto Pavez, investigador y presidente del Centro de Estudios Históricos Lircay, además de entusiasta portaliano.
Don Diego José Víctor Portales, hijo legítimo de don José Santiago Portales y doña María Fernández de Palazuelos, nació en Santiago de Chile el 16 de junio de 1793.
Estudió en el colegio de San Carlos gramática latina, filosofía, teología, bellas artes y algo de jurisprudencia; y con estos elementos desplegó el talento extraordinario, las grandes virtudes y la fuerza de carácter que le condujeron después a los puestos más elevados, con que encadenó la fortuna y se hizo el hombre más importante, más célebre y más popular de Chile.

domingo, 20 de mayo de 2007

"CUANDO LAS PUTITAS TENÍAN CASA" (UN REPORTAJE GUACHACA)

Imagen: "Revista El Guachaca".
Reportaje de Claudio Espinosa para el periódico "El Guachaca" (revista.guachacas.cl) de noviembre de 2005. Las fotos pertenecen a Gloria Henríquez y la caricatura sexy a Roberto Román. Creemos que rescata una parte importante de la historia de Santiago, que no siempre han querido ver los investigadores, y por eso la reproducimos aquí recalcando la fuente de origen. Aclaramos, sin embargo, que el texto presenta lo que creemos son algunas imprecisiones, probablemente derivadas en parte de algún sesgo político con que fue redactado, en especial con relación al ocaso de la época de los prostíbulos chilenos, proceso que, en realidad, había comenzado antes del Régimen Militar, hacia los años sesentas, y que sólo recibió el golpe de gracia en la década siguiente. Aún así es rescatable el esfuerzo por reunir estos antecedentes y, desde esa perspectiva, elogiamos el trabajo.
Las casas de huifa de hace unas décadas eran de todo: pub, discoteca, salón de baile y, por supuesto, prostíbulo. El golpe militar marcó el fin de una generación que gozó a calzón quitado en lugares donde los guachacas compartían codo a codo, catre a catre, con los empingorotados compatriotas del Chile de ayer.
Las casas de putas de antaño eran casi todas iguales: muros de adobe, tocadiscos sonando con tangos y boleros, braseros humeantes, mucho alcohol, una cabrona y un campanillero. La fórmula era la misma, sólo cambiaban las asiladas, los mocitos homosexuales y, ciertamente, la clientela.

domingo, 1 de abril de 2007

LA CIUDAD DE SANTIAGO, LA "CIUDAD DE DIOS"

Fotografía de la portada del libro "Historia Urbana del Reino de Chile", del destacado investigador histórico Gabriel Guardra O.S.B.
Este mes se cumplen 20 años desde la visita del Papa Juan Pablo II a Chile. Más allá de la identificación que uno tenga con la Iglesia, no puede negarse que, en el contexto histórico correspondiente, fue todo un acontecimiento en un país tan profundamente influido por el catolicismo, pero especialmente Santiago, la ciudad del Apóstol Santiago en las Indias, el Santiago del Nuevo Extremo en su denominación original.
Varias urbes del mundo, con Roma a la cabeza, han recibido el apodo de la Ciudad de Dios, término creado por San Agustín con su concepto de la Civitate Dei, aunque bien puede que nos haya llegado por influencia del mundo árabe sobre el hispano, pues en el Islam era conocido desde antaño el nombre. Por estas latitudes, Sao Paulo, Lima y Buenos Aires han pretendido dicho apodo por recomendación de distintos cronistas o escritores.
Y, curiosamente, nuestro Santiago del Nuevo Extremo alguna vez lo recibió también, según lo confirman estudiosos de las crónicas y documentaciones antiguas. Quizás no sea una las ciudades americanas con más cantidad de iglesias levantándose sobre su urbanidad, sin duda, pero por alguna razón la presencia de los edificios religiosos fue especialmente advertida en algún momento de su historia.

lunes, 12 de marzo de 2007

AGUSTINAS 1180: LA PUERTA DE LOS GIGANTES EN EL BANCO CENTRAL

Fotografía de los tiempos en que la puerta recién había sido inaugurada. Imagen tomada del "Libro de los Expositores Chilenos en Sevilla" de 1929, donde obtuvo el Gran Premio de la muestra.
Coordenadas: 33°26'27.99"S 70°39'11.53"W
Los arqueólogos del futuro creerán que en los edificios más atractivos del corazón de Chile vivían gigantes o titanes, y no los petizos promedio metro setenta y tantos que somos en realidad. No queda otra impresión después de ver esa maravilla ubicada a la entrada del Banco Central, en Agustinas 1180, cuyo mismo edificio es, también, otro palacio para seres de alturas formidables que parecen vivir arraigadamente en la memoria íntima de la mejor arquitectura nacional, merced, en este caso, del arquitecto Cruz Montt, por lo que haremos referencia a esta obra a futuro.
Con ciertos detalles provenientes del neoclásico y casi del barroco, sus decoraciones aluden un poco al art nouveau con flores de Lizt y formas naturalistas en sus mangos, por ejemplo, a tanta altura que dudamos alguien las haya tocado en mucho tiempo, salvo que sea para frotarle algún antióxido.

jueves, 1 de marzo de 2007

ALGUNAS CONSIDERACIONES SOBRE LA CUECA EN LA TRADICIÓN CHILENA

"La Zamacueca" de Manuel Antonio Caro (Chile, 1872)
De Norte a Sur, de cordillera a mar... La cueca se canta y se baila en todo Chile en sus propios refugios, ofreciendo una colorida y rítmica variedad de adaptaciones instrumentales o plásticas sobre la base original que la identifica. Corresponde a un estilo musical típico y folclórico, en donde las voces de los cantores se cruzan mientras la pareja danza.
Se discute sobre la analogía del baile de la cueca. Para muchos es innegable su semejanza con el rito de cortejo de las aves de corral, asumiendo el hombre la característica del gallo y su "rodeo" con el ala a la mujer, en este caso en el papel de la gallina. Por esta razón, algunos investigadores aseveran que el nombre de la cueca provendría de la expresión "clueca", asociada también a las aves domésticas. Para otros, sin embargo, esto es sólo un rasgo zoomórfico muy secundario, que sólo determina algunas poses y pasos del baile pero no la esencia de la tradición.
En su parte musical, la cueca se apoya de preferencia en voces principales y coros, sobre base de guitarra y percusión, a las que se adiciona arpa, piano y acordeón. Contrariamente a la idea que han fomentado los medios de espectáculos, el arte de la cueca es principalmente un evento de canto e interpretación más que de danza. Es muy probable, además, que esta parte esencial de la cueca haya nacido en ambientes urbanos del Chile clásico más que en el campo, también al contrario de lo que comúnmente se cree.

viernes, 2 de febrero de 2007

ANTIGUO CITÉ PERDIDO DE LA CALLE ZENTENO

Coordenadas: 33°27'17.23"S 70°39'5.50"W
La calle Zenteno tiene varios cortes desde su lugar de nacimiento en Santiago, en la Alameda Bernardo O'Higgins, y su curso hacia el Sur, perdiéndose como un río absorbido entre las viejas casonas de Barrio Matadero.
Algunas de sus construcciones más antiguas fácilmente pueden remontarse a la segunda mitad del siglo XIX e inicios del siglo XX, algo que se revela tanto por sus líneas arquitectónicas como por la edad confirmada de algunos iconos del barrio, como la Basílica del Sagrado Corazón de María, situada a escasa distancia y al frente del cité que nos ocupa en este momento, o la zona posterior del Liceo Manuel Barros Borgoño.
La dirección exacta de este tesorito es Zenteno 731, por la vereda poniente de la calle, en la cuadra que se encuentra entre 10 de Julio Huamachuco y Copiapó. El sector es otro de los más antiguos que sobreviven en la capital, por lo que nuestro cité en cuestión debe tratarse sin duda de otro de los más viejos que quedan en relativo buen estado.

viernes, 12 de enero de 2007

UN ANTIGUO BURDEL DE ESTACIÓN CENTRAL SEGÚN LA DESCRIPCIÓN DE EDWARDS BELLO


Estación Central en 1890.
Coordenadas: 33°27'17.73"S 70°40'50.37"W
Cuando la importancia de la Estación Central comenzó a decaer, llevándose al comercio elegante y a los grandes hoteles del sector, el barrio entró en un período de decadencia similar han que han experimentado varios otros sectores de la capital, convirtiéndose en refugio de vividores y gente de vida licenciosa. Los bares obreros, los garitos y las casas de remolienda proliferaron en lo que, hasta principios del siglo XX, era casi el segundo centro de Santiago.
Uno de los burdeles que vio la luz en este período, quedaba a un costado de la Estación Central, regentado por la "Tía Emma". Muy poco habría sobrevivido en la literatura sobre él, salvo por una asombrosa excepción: don Joaquín Edwards Bello, en su libro de 1920 titulado "El Roto", a quien se le debe, además, ser reconocido para la posteridad con el nombre de "La Gloria".
Probablemente, muchos pensarán que don Joaquín jamás pudo conocer en persona los prostíbulos de los barrios más oscuros de Santiago. Es difícil imaginarse a alguien que presume tanto de sus apellidos aristocráticos, bailando con la "niña feliz" al compás de un piano desafinado tocando una polka. Pero el burdel de "La Gloria", que describe en su novela, efectivamente no es fruto del capricho ni de lo captado a oídas: aunque algunos cronistas parecen desconocer este dato, don Joaquín conoció personalmente el prostíbulo original cuando tenía sólo 23 años. Esto es reconocido por él mismo en su trabajo "Recuerdos de un cuarto de siglo", publicado en 1966 por Editorial Zig-Zag:

martes, 2 de enero de 2007

EL FASTUOSO DEBUT DEL PRIMER ESCUDO PATRIO CHILENO: ¿QUIÉNES SON SUS DOS FIGURAS TENANTES?

"Nuestro primer Presidente / Don José Miguel Carrera
Nos dio una Constitución / Con Patria, Escudo y Bandera"(Letra de una cueca de la tradición folklórica urbana chilena)
Como se sabe, el primer Escudo de Chile fue creado por quien fuera, en la práctica, también su primer Presidente de la República (y a pesar del dogma técnico de los historiadores): el ilustre General don José Miguel Carrera y Verdugo. Sin embargo, aun existiendo el consenso de que se trata del primer escudo patrio chileno, su aspecto y su empleo oficial han generado algunas sutiles diferencias e incoherencias en el relato y las interpretaciones que hacen de él los distintos autores.
Gastón Soublette rescata en su trabajo "La Estrella de Chile", una nota dada por el diario "La Aurora de Chile" sobre el debut de este escudo, el 4 de julio de 1812, durante una fiesta pública celebrada en Santiago por don José Miguel y sus hermanos, en homenaje al aniversario de la Independencia de los Estados Unidos. Recuérdese que Carrera siempre tuvo una gran amistad con el representante de la Unión, Mr. Joel Robert Poinset. Las referencias históricas también enseñan que, en ese mismo encuentro, se presentó la primera Bandera Nacional, bordada por la propia Javiera Carrera, según cuenta la tradición. El número 22 de este primer diario de Chile describió esta noticia.

Residentes de Blogger:

Residentes de Facebook